¿Quién soy?

Menuda pregunta, para empezar. Abres un blog y una de las primeras recomendaciones siempre es “Añade una página Sobre mí”. Y la mayoría le hacemos caso y la creamos. Demasiado sencillo para negarse. Demasiado pretencioso como para no dudar a las primeras de cambio. Demasiado complejo como para no dejarlo por imposible y retrasar la publicación de la página y posponer el lanzamiento del blog y, finalmente, arrepentirse de haber siquiera pensado en crear uno, cerrarlo, quemar el ordenador y, muy posiblemente, cambiar de vida para postergar, durante tiempo indefinido, la búsqueda de una respuesta a la tan temible pregunta de ¿quién soy?.

No negaré que he estado tentado de mandar este proyecto a la porra simplemente por evitar esta pregunta. Me ha costado una semana decidir que era el momento ideal para contestarla y un par de días renunciar a retrasarlo sin motivo aparente. El caso es que, sin más excusas que la pereza, me he plantado frente al espejo y le he preguntado, en busca de ayuda: ¿quién soy? Ante su indiferencia, he concluido que era mejor sentarse a poner negro sobre blanco algunas impresiones.

Intuyo que la respuesta que busco dependerá de la cara del prisma desde el que se me observe. Mi pediatra decía que era un niño mocoso. Y lo sigo siendo. Mi hija diría que, a veces, pierdo la paciencia y le suelto un grito. Mi mujer, que no siempre recuerdo lo que me dice. Mi padre insistiría en que me corte el pelo. Mis alumnos me llamarían abuelo cebolleta tras dormitar oyendo mis historias en la clase de primera hora. Mi DNI me presenta como Guillermo Gómez. Mi café te anuncia que no me gusta el dulce en exceso. Mi chocolate favorito, que si es puro y con almendras me has seducido. Y mis relatos se quejarían de que, por lo general, siempre terminan limpiando la sangre de una muerte violenta. Y, sin embargo, aborrezco la violencia.

Es curiosa la paleta de colores que se presenta ante tus ojos cuando decides describirte. Una paleta que ha plantado los cimientos sobre los que se ha pintado el cuadro, muchas veces indescifrable, otras absurdo o surrealista, de tu vida. Esa vida que, a cada paso y en todo momento, aunque no siempre la escuchemos, no hace más que rebotarnos la escabrosa pregunta: Y tú, ¿quién eres?

Así que, como no creo haberte dejado nada claro después de esta perorata, puedes buscar mejores respuestas en mi primer blog (http://profesorenapuros.es), más dedicado a mi campo profesional aunque también con mucha creación literaria. Además, he autopublicado dos libros: un poemario (Del silencio al eco) y la primera parte de una novela de temática zombi (Última Esperanza Zombi: La radio de Vladek: 1ª parte). La segunda parte está en camino. Y también caminando, aunque a paso lento, viene una novela negra yquizás otra ligeramente más gris. Aunque esta es una historia sobre la que ya hablaré más adelante.

http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?lt1=_blank&bc1=000000&IS2=1&npa=1&bg1=FFFFFF&fc1=000000&lc1=0000FF&t=prodeeleenapu-21&o=30&p=8&l=as1&m=amazon&f=ifr&ref=qf_sp_asin_til&asins=B00CWAO6RY  http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=prodeeleenapu-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B006KWKOEY&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&npa=1&f=ifr


[jetpack_subscription_form]

Anuncios