Creación imperfecta (2)

25253310241_2819a0ec27_n—Te sonará a pataleta infantil… Lo sé. Pero te aseguro que es un incordio.

Dios observaba a Eva tratando de mostrar interés o incluso asombro. Ella, al intuir una mínima esperanza en su mirada, se envalentonó.

—La costilla que heredé de Adán me hace cosquillas, se me clava en los pulmones, desentona con el resto de costillas. Es basta y primitiva. Me hace sentir extraña. Incluso estúpida.

Dios sonrió, asintió y la mandó de vuelta con Adán. En cuanto se quedó solo, asomó la serpiente.

—¿Por fin te convences?

Dios se encogió de hombros, observó detenidamente la soledad del árbol hacia la que señalaba la serpiente y suspiró:

—Malditos sean…

Fuente de la fotografía: I stand alone ! (licencia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s